Sonidos Armonizadores

EL SONIDO COMO EXPERIENCIA SANADORA

Hablar del sonido es remontarse al origen del Universo, a los comienzos de la vida. El Big Bang -“gran estallido”- es el momento en el cual de la nada emerge la materia, es decir, el origen de todo lo que existe. Una partícula infinitamente pequeña explota, expandiéndose en todas las direcciones y las partículas que se desprenden se alejan muy rápidamente unas de otras.

Muchos científicos sostienen que no se trató de una gran explosión como se pensó durante mucho tiempo, sino de una muy pequeña, ya que la materia era extremadamente pequeña. Tal vez un sonido sutil se expandió por el espacio y hoy aún nos llega e impacta a cada célula del cuerpo. Todo es vibración según Paymal (2010): cada impulso inicia una corriente de vibración denominado sonido y se desenvuelve dentro de una escala de octavas. Los cuerpos, los planetas y los seres vivos emiten vibraciones. El cuerpo físico o planetario vibra con las siete notas de la escala musical y es posible elevar la tasa de vibraciones para pasarla a una octava musical superior (Meyer et al. 2003; Paymal 2010).

El Universo es sonido y movimiento, los planetas giran en el espacio creando una “sinfonía cósmica”, tal como la denomina Harris (2000 en Meyer et al. 2003). En la Tierra no hay vida sin movimiento, nuestro cuerpo late constantemente con un ritmo que le es propio y que el corazón expresa, cada organismo vibra, cada molécula y cada átomo, cuyos electrones giran sin cesar, producen un sonido singular. El poder sanador del sonido fue estudiado por varios investigadores (Gardner 1990; Andrews 1992; Pearsall 1998; Sales 2000; Gerber, 2001; Meyer et al. 2003, entre otros). Como una canción de cuna penetra my suavemente cuidando y sanando a cada una de esas células o como un estallido las despierta de un sueño profundo.

sonido-ultima

Wosien (1996) considera que la psique humana guarda el conocimiento adquirido por el hombre antes de que aparezca la conciencia de si mismo. Si el hombre desea recuperar su integridad, intenta comprender las imágenes adormecidas en su psique. Estas imágenes, desprovistas aún de la propia conciencia, son esa matriz primordial que Jung (2002) denomina arquetipos. Entremos entonces en el recuerdo de las imágenes sonoras del origen, del nacimiento del Universo y del mundo que habitamos. Los sonidos ancestrales nos ayudan a expandir la conciencia para que vibre en una octava musical superior.

El gong, los cuencos tibetanos, los cuencos de cuarzo, entre otros, reproducen con fidelidad estos sonidos sanadores que impactan y estimulan a nuestras células. Somos movimiento y al mismo tiempo vibramos con un sonido particular que nos identifica y que seguramente es la expansión de aquél, ancestral, que marcó el origen. Entonces, la propuesta es volver a la fuente original del sonido para sanar y dejar que cada célula de nuestro cuerpo escuche y dance esta música por siempre.

Tomado y adaptado de Rodríguez 2011 – VER ARTICULO COMPLETO

Referencias Citadas

  • Andrews, T. 1992. Sacred Sounds: Transformation through Music & Word. Llewellyn Publications. USA.
  • Gardner, K. 1990. Sounding the Inner Landscape: Music As Medicine. Caduceus Publications. Stonington, Maine, USA.
  • Gerber, R. 2001. Vibrational Medicine. Bear & Company Rochester. Vermont, USA. Jung, C. G. 2002. Obra Completa volumen 9/I: Los arquetipos y lo inconsciente colectivo. Editorial Trotta. Madrid
  • Meyer, W., N. Georgia & L. Garfield-O´Brien. 2003. A Summary of Sound Therapy and Vibrational Healing Concepts Book I. [on line]. http://www.healingsounds.com/. [Accessed October 2010]
  • Paymal, N. 2010. Pedagogía 3000 y la Expansión de la Conciencia. Hacia el desarrollo integral del Ser Humano y el Bien Común. Artes Gráficos Sagitario, La Paz, Bolivia.
  • Pearsall, P. 1998. The Heart’s Code. Thorsons. Harper-Collins, UK.
  • Rodríguez, M. F. 2011. Los sonidos ancestrales: El origen como experiencia sanadora. Pedagogía 3000 42, Serie 2.
  • Sales, A. 2000. Tuning Forks for Healing Therapy. Positive Health): 24-28.
  • Wosien, M. G. 1996. Danzas sagradas. El encuentro con los dioses. Editorial Debate. Madrid.
2018 CUERPOS QUE DANZAN. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.